Salsa o bachata: ¿Por cuál empiezo?

Este post va especialmente dedicado a responder la segunda pregunta más recurrente de todo principiante cuando decide apuntarse a clases de salsa, bachata, kizomba. ¿Ya sabes cuál es?

Muchos chicos y chicas llegan a nuestra escuela con la intención de aprender a bailar los bailes de moda.Unos para distraerse y salir de la rutina, algunos porque ya están enganchados con los ritmos latinos, otros porque quieren conocer gente.

Nos hemos encontrado que la mayoría no tiene idea de bailar, pero les mola el rollito, conocen a alguien que baila y se quieren apuntar.

Surge la primera pregunta: ¿Cuál es la diferencia entre salsa cubana y salsa L.A?

Inmediatamente sigue la segunda: ¿Salsa o bachata? ¿Cuál es más fácil? 

 


En publicaciones anteriores comentamos algunas diferencias entre la salsa cubana y la salsa LA. Decíamos que son distintas en el tipo de salsa con la que se bailan, tienen pasos diferentes, y son estilos de baile diferentes. Recomendábamos, entre otros tips, escuchar un ejemplo de ambas y mirar cuál nos mola más. 


 

Ahora, salsa o bachata ¿por cuál empiezo? ¿cuál es más fácil? 

u!danceros begginers queremos deciros que en el sentido estricto de lo que reconocemos como “fácil” o “sencillo de aprender”, entre salsa y bachata, no hay punto de comparación, principalmente porque son géneros musicales, ritmos y estilos de baile distintos.

Lo que sí podemos afirmar es que la salsa de entrada es más alegre, movida, rítmica, divertida, quizás por esto llama mucho la atención al ver cómo se baila. La bachata en cambio es más romántica, lenta, sensual. Puede ser rítmica y divertida, sin duda, incluso alegre según la canción que se baile, pero en general, se distingue por ser más lenta y pausada. Son diferentes.

 

Lo importante es identificar cuál te gusta más musicalmente hablando. ¿Por qué? Muy sencillo! Apuntarte a clases de baile no es lo mismo que apuntarte a un gimnasio o hacer deporte.  Y nuestro mejor consejo para mejorar es que practiques, escuches mucha música, salgas a bailar. Es decir, que lo primero es que realmente te guste la música que bailas.

Es más, para ayudarte a responder tus dudas, traemos tres máximas que sólo tu podrás responder:

1. Antes  de empezar a bailar, ¿sabes cómo suena lo que vas a bailar? ¿te mola?

Recuerda: Parte del proceso de aprender a bailar, es conectarte con lo que bailas, para ello tiene que gustarte lo que escuchas.

2. Salsa, bachata, kizomba: ¿con cuál de las tres tienes más feeling?

Es una elección muy intuitiva. Si te interesan los bailes de moda, más allá de las razones externas (los compis, las fiestas, las recomendaciones), va muy bien escuchar un poco, y mirar en qué mood estás. Si te apetece un rollo más movido para empezar o si más bien tu cuerpo vibra más con algo más lento  o más sensual.

3. Próximo paso: ¡Asiste a una clase de prueba! Ahora mismo hay miles, para todos los gustos, en todas las ubicaciones. En u!dance hemos abierto ya las nuestras, y son GRATIS. ¿Te atreves a apuntarte alguna?

www.udance.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>